19/10/10

Por problemas técnicos no se podrá realizar la transmisión prevista para
hoy.

12/10/10

Juegos de management en Ubuntu

ByteRealms es una empresa compuesta por alumnos de la Universidad de Alicante, que se ha dedicado a realizar juegos a medida para diferentes empresas y proyectos.

Han hecho una serie de 5 juegos de management, orientados a la mejora de habilidades específicas como, por ejemplo, la gestión del tiempo o la delegación efectiva.

Para usar los juegos de managemente de ByteRealms en Ubuntu 10.04, hay que descompactar el archivo descargado en algún directorio y se necesitan las siguientes librerías:

libsdl-image1.2 (1.2.10-1)
libsdl-ttf2.0-0 (2.0.9-1build1)
libmikmod2 (3.1.11-a-6.1ubuntu0.1)
libsdl-mixer1.2 (1.2.8-6build1)
libsmpeg0 (0.4.5+cvs20030824-2.2)
libxmlrpc-c3 (1.06.27-1ubuntu7)
libxmlrpc-core-c3 (1.06.27-1ubuntu7)
libglew1.5 (1.5.2-0ubuntu1)
libcrypto++8 (5.6.0-5)

Luego hay que ejecutarlo desde el directorio con el comando:
$ ./delegarmyST

Este comando es para este juego en particular, se debe usar el comando adecuado para cada juego.

11/10/10

Orsai y cómo reinventar las editoriales

Se pueden reinventar las editoriales. Pero no es una tarea sencilla.

Al menos eso es lo que va contando Hernán Casciari en su blog (Orsai), al volver luego de una sobremesa de 1 año con una idea tan novedosa como alocada.

Atravesando varias crisis, Casciari decide poner fin a sus columnas en los periódicos por, básicamente, 2 motivos: publicidad e ideología. Y se pregunta si será posible escribir libremente, sin tener que ceder espacio de impresión para las publicidades y, al mismo tiempo, poder escribir lo que desee, sin revisiones ni políticas de conducta.

La respuesta es Orsai, la revista.

Crear una revista sin publicidad, 200 páginas de texto libre de editores, que llegue a todos los países de habla hispana a un precio adecuado a la realidad de cada país.

Todo ésto lo comenta en su blog y el proyecto se dispara. Aparecen interesados en países no hispano parlantes como Canadá, Israel, Brasil y Portugal, y hasta inventa una moneda, el PD$ (periódico del sábado) para unificar los costos de compra de acuerdo a la moneda local. Así se ha fijado el precio local en 15 PD$, es decir en el precio de 15 periódicos del sábado (unos 18€ en España y $52 en Argentina).

El blog ha funcionado como una red social, donde los lectores han dado su aporte, desde traducciones a varios idiomas, aplicaciones para iPhone hasta el pago voluntario (donación) por la edición en pdf.

Para que este proyecto tenga éxito, se ha puesto un especial cuidado en que Orsai llegue a cada librería directamente: "de la imprenta a la librería". Con una promoción que se basa en los mismos lectores, para que lo difundan directamente en sus librerías amigas.

El proyecto está en marcha. Hay fecha de estreno. El tiempo marca la cuenta regresiva para que el 1/1/11 Orsai, la revista, deje ver sus páginas.

4/10/10

La foto imposible

Estas cosas las empiezan casi siempre las mujeres, pero poco a poco uno se va contagiando de la idea. Es una extraña mezcla entre la ilusión de dejar un legado a las generaciones venideras y la lucha contra ese enemigo invisible que es el tiempo.

El objetivo parece sencillo, pero puede ser una tarea algo complicada de lograr. Tomar una foto de la familia de tanto en tanto, en cada cumpleaños, fiesta o celebración, para ver cómo crecen los chicos y cómo ganan experiencia los grandes.

Después de varias fotos y varios meses, se podría ver cómo los más pequeños dan sus primeros pasos, consiguen sus primeras palabras y 3 fotos después empiezan la escuela.

'Nicolás, vení acá para la foto de la familia' - repetimos en cada intento. Y también se repite la escena de intentos fallidos para colocarlo frente nuestro, o ubicarnos detrás de él para obtener la foto imposible. Hasta he hecho alguna composición de imágenes (el famoso photoshop) para que parezca que tuvimos  éxito.

Durante el último intento comencé a reírme y no pude hacer que venga para la foto. Es que me acordé de partes del relato de 'El pibe que arruinaba las fotos', de Casciari, y se me ocurrió que no sería un hecho aislado, sino que podía estar ante un caso similar.

Qué desconocidas razones llevan a un niño de tan tierna edad a romper la sana ilusión de sus padres por tener una foto familiar, en medio de gritos, berrinches, volteretas circulares en el piso al mejor estilo Curly (de los 3 chiflados) y el ocasional arrojo de elementos contundentes?

Si lo que busca es llamar la atención, lo logra con total éxito, pero con efectos secundarios que no le son favorables. Algunos sonríen a la cámara, a otros le resulta indiferente y a otros le produce una repulsión incomprensible, casi como un cóctel de ajos, crucifijos y agua bendita en la licuadora y ofrecido a un vampiro de la última saga de Crepúsculo.

Será una clara señal que se convertirá en un escritor como Casciari? O que dentro de algunos años nos sentaremos a ver la fotos y nos pregunte por qué no le sacábamos fotos a él? O tal vez le mostrará las fotos a sus hijos contando sus peripecias para no aparecer en tal o cual foto?

Sea cual sea el motivo, lo seguiremos intentando...