28/8/13

Photo





























via Listonauta http://listo.tumblr.com/post/59499908558

27/8/13

Tomates o yogures podrían servir para fabricar las vacunas comestibles del futuro

Vacunas comestibles

La prevención de enfermedades en el futuro ya no vendrá de la mano de dolorosos pinchazos. Los tomates, el arroz o el yogur se plantean como alternativas para la producción de vacunas comestibles.


En 1996, una noticia recogida por la CNN anunciaba que las vacunas del futuro podrían administrarse a través de los alimentos. Aquel titular marcaba el despegue de una nueva línea de investigación en vacunas comestibles, una posibilidad cada vez más cercana.


¿Sería posible que los médicos en el futuro dieran plátanos, tomates o patatas para administrar las vacunas? Para llegar a esa hipotética realidad, las administraciones públicas deberían aceptar el uso de plantas transgénicas.


Pero como se suele decir, don't panic. Detrás de estos organismos modificados genéticamente no se encuentran 'oscuros' intereses comerciales, sino proyectos de investigación públicos que buscan vacunas más baratas y eficientes, lo que podría ser un gran apoyo para la protección de la salud en los países en vías de desarrollo.


Molecular pharming, llega la revolución


En la noticia que citábamos al principio, la producción de vacunas comestibles se veía como una posibilidad para reducir los efectos perjudiciales de enfermedades graves, tales como el cólera o la hepatitis B. Y es que en algunos países, prevenir estos síndromes es aún un reto sanitario, y la administración de vacunas convencionales es compleja.Las vacunas comestibles podrían ser más baratas y eficaces


Por una parte, la producción de vacunas tradicionales tiene un alto coste, y su envío a las zonas más necesitadas conlleva garantizar que las condiciones de transporte y almacenamiento serán las adecuadas. Estos factores son críticos, ya que de no garantizarse, conseguimos que las vacunas no tengan efecto.


La alternativa de las vacunas comestibles podría permitir que las condiciones de higiene y almacenamiento de estas zonas no fueran un problema para garantizar la salud de los pacientes.


Para fabricar vacunas comestibles, los científicos emplean una técnica conocida como molecular pharming . Este término alude a un juego de palabras entre farming (cultivar en granja) y pharmacy (farmacia), como bien explicaba el investigador del CSIC José Miguel Mulet en este post sobre plantas que vacunan en Naukas.


El molecular pharming no solo permitiría la producción de vacunas comestibles muy interesantes para la salud humana, sino que también podríamos ayudar en la prevención de la propagación de enfermedades, poniendo coto a su difusión mediante animales como las ratas o los murciélagos. Esto sería posible porque podríamos instalar comederos habilitados con ciertas vacunas comestibles, para así inmunizar a estos animales y frenar, por ejemplo, enfermedades como la rabia.


¿Cómo se producen las vacunas comestibles?


Tal y como comentábamos al principio, la producción de vacunas comestibles ha de hacerse mediante plantas transgénicas. Para ello, se ha de introducir mediante técnicas de ingeniería genética el antígeno que luego provocará la inmunización de las personas o animales que queramos vacunar. Según este trabajo sobre vacunas comestibles, la producción de antígenos en plantas transgénicas ya había permitido la fabricación de vacunas contra el rotavirus, la hepatitis B o el VIH. Se necesita demostrar su seguridad y eficacia en ensayos clínicos


Tanto en España como en América Latina son varios los grupos de investigación que trabajan en la fabricación de vacunas comestibles. En el caso español, investigadores del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas del CSIC de Valencia han desarrollado tomates azules en los que podrían introducirse antígenos para que fueran usados como vacunas. La razón de este color tan raro es su diferenciación para que no llegaran a entrar en la cadena alimentaria.


Un trabajo similar, esta vez mediante el uso de papa transgénica , tuvo lugar en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina. Allí lograron producir plantas transgénicas de papa, que contenían en su ADN la información que codifica para proteínas que provocan la respuesta inmune contra el virus de la enfermedad de Newcastle (NDV).


La última posibilidad de utilización de plantas modificadas genéticamente para fabricar vacunas comestibles la encontramos en el arroz transgénico . Su producción permitiría mejorar la eficiencia de las vacunas tradicionales contra el rotavirus, cuya eficiencia en los países en desarrollo se estima en un 50-60%.


El arroz transgénico MucoRice-ARP1, producido por un consorcio de investigación de científicos británicos, japoneses y suecos, cuenta con las mismas limitaciones que las anteriores vacunas comestibles: su eficacia en humanos aún debe ser demostrada en ensayos clínicos. Aunque las pruebas en modelos animales mantienen el optimismo, lo cierto es que todavía son necesarios varios años para que puedan llegar a la práctica clínica.


Yogures, la última moda para fabricar vacunas comestibles


Terminamos este repaso a la producción de las vacunas comestibles dejando de lado las plantas transgénicas. Y es que aunque estos seres vivos han demostrado ser grandes biofactorías, lo cierto es que los científicos siguen explorando el gran abanico de posibilidades que existen.


Así lo entendieron científicos del Instituto de Productos Lácteos de Asturias y del reconocido Instituto Karolinska en Suecia, que se plantearon hace un tiempo la conveniencia de usar bacterias transgénicas para fabricar vacunas. La receta para su producción es parecida: modificar genéticamente la bacteria para que codifique la información necesaria para una o varias proteínas, que luego serán las responsables de producir la respuesta inmune en las personas o animales vacunados.


Vacunas comestibles en yogures

Glen Bowman (Flickr)



Con este planteamiento, los investigadores modificaron genéticamente una bacteria del género Lactobacillus, para que en su ADN se insertara el gen que codifica el anticuerpo específico frente a rotavirus, aislado previamente de llamas resistentes a este virus. De este modo, podían posteriormente emplear estas bacterias lácticas en la fabricación de yogur, con el objetivo de que la administración de yogures pudiera inmunizar frente a la infección por rotavirus.


Como en el caso de las plantas transgénicas, el uso de yogures como vacunas comestibles aún es una posibilidad lejana. Se necesita comprobar su eficacia y no toxicidad en ensayos clínicos en humanos, para así garantizar que en todo caso, las vacunas comestibles funcionan y son seguras. Quizás en el futuro olvidemos los dolorosos pinchazos, y la protección de nuestra salud venga de la mano de un tomate, una papa o incluso un yogur.



















via ALT1040 http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538984/s/30746305/sc/14/l/0Lalt10A40A0N0C20A130C0A80Cvacunas0Ecomestibles/story01.htm

22/8/13

Alternativas libres y seguras a Skype

Skype

PRISM nos ha mostrado que servicios como Skype podrían haber estado accesibles a la NSA y nuestra privacidad podría haber sido vulnerada. Con la idea de preservar nuestros datos personales, dedicamos unos minutos a conocer algunas alternativas libres y seguras a Skype y otros servicios de mensajería.


Las revelaciones de Edward Snowden sobre PRISM o X-Keyscore han puesto sobre la mesa que el espionaje gubernamental a los usuarios de Internet es algo muy real. Aunque las estadísticas muestren que los estadounidenses prefieren sacrificar su privacidad para contribuir a su seguridad, son muchos los usuarios que miran con recelo a la nube y buscan servicios alternativos con los que garantizar la privacidad de sus datos (o al menos ponérselo algo más difícil a la NSA). Si hace unas semanas dedicamos unos minutos a repasar algunas opciones con las que implementar nuestra propia nube privada, vamos a seguir esta estela para hablar de mensajería y buscar alternativas seguras a Skype.


Si recordamos las principales líneas del programa PRISM de la NSA, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos habría tenido acceso a los servidores de Facebook, Microsoft o Google y, claro está, esto significa que nuestras conversaciones en Skype, el chat de Facebook o los Hangouts de Google podrían haber estado expuestas. De hecho, aunque servicios como Skype se basen en el P2P utilizan protocolos cerrados y las conversaciones son cursadas a través de su infraestructura.


Con la idea de desvincularnos de este tipo de dinámicas, vamos a echar un vistazo a varias alternativas libres a Skype con las que cursar nuestras comunicaciones de manera algo más segura:


TOX


TOX es un proyecto que está dando sus primeros pasos y que nos promete una alternativa libre y segura a Skype y otros servicios de mensajería. El servicio aún está en fase de desarrollo pero podremos seguir su evolución gracias a que todo el código está accesible a través de GitHub; un proyecto que tiene como objetivo desarrollar un cliente muy similar a Skype que nos ofrezca videollamadas y chat sin que sea necesario pagar por su uso o para desbloquear funcionalidades adicionales.


TOX alternativas seguras a Skype


¿Y cuál es el valor diferenciador de TOX? Si el proyecto llega a buen puerto, y termina su desarrollo, prometen que nuestras comunicaciones serán seguras, un extra a sumar a que el proyecto esté realizándose en abierto y las puertas estén abiertas a la colaboración de cualquier persona interesada en el proyecto.


Cryptocat


Cryptocat es un servicio de mensajería instantánea privada que funciona sobre web y que, por supuesto, también es un proyecto en software libre. Gracias a Nadim Kobeissi, líder del proyecto, y la comunidad de desarrolladores que trabaja en el proyecto tenemos a nuestra disposición un servicio al que podremos acceder cómodamente usando un complemento en Firefox o en Google Chrome.


cryptocat


El servicio utiliza el protocolo Off-the-Record Messaging (OTR) para cifrar los mensajes que se intercambian los usuarios en el lado del cliente y, como curiosidad, preparan su llegada a Raspberry Pi y la red está alojada en la infraestructura del ISP Bahnhof cuyo centro de datos se encuentra en un refugio nuclear de la Guerra Fría protegido en el interior de una montaña.



Mumble


Mumble - alternativas seguras a Skype


Mumble es otro proyecto en software libre con el que podemos implementar nuestro propio servicio de mensajería tanto para cursar comunicaciones de voz como para conversar con nuestros amigos a través del chat. Mumble nos ofrece un sistema libre que soporta VoIP basado en un esquema cliente servidor y que, por tanto, requiere que dispongamos de nuestra propia infraestructura en la nube.


Desde la versión 1.1 del sistema, todas las comunicaciones están cifradas usando TLS y aunque se pueda pensar que este servicio está orientado a los juegos online puede ser la base sobre la que desarrollar un sistema seguro de comunicaciones corporativas sin tener que recurrir a un tercero como Skype o Google.


Jitsi


Jitsi es un cliente multiplataforma (disponible para Windows, Mac OS X y Linux) y multiservicio (soporta Jabber, el chat de Facebook, Yahoo! Messenger y Google Talk) que además de ofrecernos la posibilidad de usar servicios populares en la red, también soporta el protocolo SIP y, sobre éste, nos ofrece algunas funcionalidades más interesantes.


Multiconferencia con Jitsi - alternativas seguras a Skype


¿Y qué tiene de interesante Jitsi? Este cliente nos ofrece la posibilidad de cifrar nuestras comunicaciones en comunicaciones basadas en XMPP y en SIP; concretamente nos permite usar ZRTP y SDES/SRTP para cifrar comunicaciones de voz usando, por ejemplo, una llamada 1 a 1 sobre SIP o a través de nuestro propio servidor XMPP de mensajería (y si no tenemos ninguno podemos usar el servidor XMPP que ofrece el propio Jitsi).











via ALT1040 http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538984/s/2fa39cfb/sc/28/l/0Lalt10A40A0N0C20A130C0A80Calternativas0Eseguras0Ea0Eskype/story01.htm

Fabrican la primera hamburguesa de laboratorio en solo tres pasos: ¿será la comida “in vitro” el futuro?

Reuters

Un equipo de la Universidad de Maastricht logra fabricar y dar a conocer la primera hamburguesa artificial. ¿Está en la carne in vitro la solución a los problemas de abastecimiento alimentario?


El inmenso potencial de las células madre ha sido demostrado en los últimos años, con impactantes avances en investigación biomédica. Cada vez parece más cerca la fabricación de órganos o la curación de algunas enfermedades, tales como algunos tipos de ceguera, gracias a estas potentes herramientas celulares.


Lo que no nos imaginábamos es que fueran utilizadas en el terreno de la alimentación. Sin embargo, la fabricación de la primera hamburguesa de laboratorio ya es un hecho, y ha sido probada por los primeros voluntarios, que definen esta carne como algo similar a la que comemos habitualmente, aunque con menos grasa, lo que hace que difiera un poco el sabor.



Tras la creación de esta primera hamburguesa de laboratorio por tan solo 330.000 dólares (aproximadamente, unos 250.000 euros), surgen múltiples preguntas. ¿Será factible contar con comida in vitro en el futuro? ¿Cuáles serían los pasos para optimizar esta forma de producción alimentaria a escala industrial? Y quizás la cuestión más social e importante, ¿servirían los alimentos in vitro para combatir el hambre en el mundo?


Tres sencillos pasos para fabricar una hamburguesa in vitro


La ciencia y la cocina parecen caminar cada vez más cerca. Y es que el trabajo del equipo de Mark Post, de la Universidad de Maastricht, ha demostrado que fabricar comida en el laboratorio es algo más o menos sencillo. Aunque por ahora, excesivamente caro.


Fabricar comida in vitro es un proceso relativamente sencillo, pero excesivamente caro todavía La creación de la primera hamburguesa de laboratorio ha sido posible gracias al trabajo con células madre. En particular, a la utilización de células satélite, un tipo de células madre adultas implicadas en el crecimiento y la reparación muscular, tal y como explicaban en este artículo en Nature.


Esas células satélite pueden ser obtenidas a partir de una biopsia del tejido muscular de cerdos, vacas, pavos, pollos y corderos. Esta técnica es sencilla, y no supone ningún riesgo para el animal. A partir de ahí, las células se extraen del tejido utilizando unas enzimas específicas, y se cultivan con medios especializados.


Estos medios de cultivo son uno de los grandes inconvenientes de la fabricación de esta primera hamburguesa de laboratorio. Habitualmente, crecer células o tejidos animales en el laboratorio no es barato, ya que resulta mucho más económico cultivar bacterias o levaduras, por los ingredientes añadidos en el propio cultivo.


Sin embargo, a pesar de que la iniciativa de Post por fabricar la primera hamburguesa de laboratorio es realmente pionera, no es la única en el terreno de la ciencia culinaria. Otro grupo de investigación, situado en el Touro College de Nueva York, ha intentado crear carne in vitro mediante el cultivo directo de la muestra obtenida tras la biopsia. Este procedimiento sería un poco más barato, dado que no habría que separar las células madre adultas del resto, pero sigue siendo una técnica bastante cara para ser llevada al mercado.


Además, las células satélite no son el prototipo ideal para fabricar la primera hamburguesa de laboratorio. La razón se encuentra en su propia biología: pueden dividirse solo un puñado de veces, probablemente debido al estado de sus telómeros . Esto encarece aún más el proceso, ya que si la creación de la carne in vitro fuera simplemente a través de células madre embrionarias, la fabricación se abarataría más.


A pesar de ello, obtener células madre embrionarias no es tampoco algo sencillo. Los múltiples obstáculos que se encuentra la investigación en medicina regenerativa para trabajar con este tipo de células hace hoy en día inviable la posibilidad de que sean usadas en alimentación.


Combatir el hambre: ¿Una utopía de la alimentación in vitro?


Dentro de las razones que esgrimen los defensores de la comida fabricada en los laboratorios, se encuentra posiblemente la que mayor impacto tiene: luchar contra el hambre en el mundo. Según un informe de la FAO publicado en 2006, se cree que en los próximos años, debido al aumento de la población mundial y del consumo de carne en los países en desarrollo, se requiera el doble de carne de la que actualmente somos capaces de producir en las granjas.


Esta exigencia alimentaria es a día de hoy imposible de subsanar con los métodos de producción ganadera con los que contamos. Además, el 40% del metano emitido a la atmósfera es ocasionado por el ganado, de forma que no solo no llegaríamos a fabricar suficiente carne, sino que además estamos ante un problema medioambiental importante. Esto es debido a que el metano es uno de los gases responsables del efecto invernadero.


Fabricar la carne in vitro es algo que ya imaginó el propio Winston Churchill, que en 1932 escribió que necesitaríamos crear este tipo de alimentos, como la primera hamburguesa de laboratorio:



Fifty years hence, we shall escape the absurdity of growing a whole chicken in order to eat the breast or wing, by growing these parts separately under a suitable medium.



Sin embargo, debido al costoso procedimiento, estamos aún lejos de contar con estos alimentos en nuestros comercios. De hecho, Mark Post, el responsable del trabajo, estimaba que necesitaríamos aún de entre diez y veinte años para llevar al mercado la primera hamburguesa de laboratorio. Hoy en día, los retos alimentarios que tenemos por delante son enormes, pero es todavía impensable que esta carne in vitro pueda ser la solución al hambre en el mundo.


Quizás, dado su coste, sí logre ser comercializada como alimento de clase alta. Las primeras estimaciones admiten que esta carne in vitro rondará en unos años las 3.500 libras por tonelada producida, triplicando el precio de la carne producida en las granjas actualmente. Aunque la fabricación de esta primera hamburguesa es, sin duda, un gran desafío científico, lo cierto es que estamos muy lejos de que sea llevada al mercado a un precio razonable.











via ALT1040 http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538984/s/2faaf4f7/sc/14/l/0Lalt10A40A0N0C20A130C0A80Cfabricar0Eprimera0Ehamburguesa0Ede0Elaboratorio/story01.htm

Entrevista a Bismarck Lepe, fundador de Ooyala: “En el futuro no utilizaremos dispositivos para conectarnos”

Bismarck Lepe - Ooyala

Ooyala es una de las plataformas de distribución de contenido online más representativas en el mundo. Tuvimos una charla con uno de sus creadores sobre el futuro de la plataforma y su visión del futuro del contenido audiovisual en la web.


Ooyala es el servicio de gestión de videos online fundada por tres ex empleados de Google en 2007. Actualmente operan en 14 ciudades del mundo y han levantado más de 80 millones de dólares en capital. En América Latina trabajan con varias compañías de medios como Caracol, Medio Tiempo, otras como Cinépolis y estudios como ESPN, Bloomberg y Miramax.


Esta plataforma integra tecnología de video y herramientas de análisis y monetización para brindar a los propietarios de contenidos el poder de expandir su audiencia a través de videos online en múltiples plataformas. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de platicar con uno de sus fundadores, Bismarck Lepe, quien nos platicó de su visión para el contenido online y el futuro de las tecnologías de video.


¿Cómo surge la idea de crear esta plataforma? ¿Qué te inspiró a dejar Google para dedicarle todo tu tiempo a este nuevo proyecto?


Bismark Lepe - Cuando empecé en Google, la empresa iba a lanzar el proyecto de Google Video; antes de YouTube, antes de todo eso. Google ya había grabado millones de horas de video y fuimos a hablar con diferentes empresas de medios y les dijimos 'ya tenemos todo su contenido, lo podemos monetizar y les vamos a dar un porcentaje muy grande porque pensamos que este es el futuro de la televisión'. Y todos nos dijeron que Google era como todas las demás empresas de piratería y no vendimos en producto. Pero en 2006, cuando Google compró a YouTube, las mismas empresas que querían demandar a Google nos preguntaban cómo podían utilizar la plataforma para distribuir su contenido y lanzar sus propios sitios. Ya veían que estaba muy cercano el futuro donde el consumidor podría llegar directamente a su contenido y así monetizarlo.


Fue en esas pláticas en las que me di cuenta que ahora sí podía ayudar a los medios a levantar sus propios productos y servicios para ir directamente a los consumidores. Obviamente en 2007 el mercado no estaba muy listo, pero para 2008 ya había Hulu, Netflix y otros servicios de distribución de contenido online. En los últimos seis años el mundo ha cambiado mucho y nosotros le atinamos muy bien al tiempo.


¿Qué ofrece Ooyala a las empresas que no puedan encontrar en YouTube o similares?


"Lo más importante para las empresas es que pueden controlar su monetización"


BL- Lo más importante para las empresas es que pueden controlar su monetización, pueden controlar cómo se ve su marca y el hecho de que su contenido se pueda ver en todos los dispositivos. Sobretodo, la monetización. YouTube ofrece CPM muy bajos y si tienes una audiencia grande te es más fácil venderla. Ninguno de los medios grandes ha usado YouTube como su principal estrategia porque tienen miedo de que YouTube y Google controlen todos los canales de contenido. Pero también hay otras marcas que se hicieron de presencia en YouTube y que ahora están pensando en crecer su audiencia fuera de esta plataforma. La gente usa servicios como Ooyala porque pueden monetizar de mejor manera a su audiencia. De igual manera, hay pocas marcas a las que les decimos que no usen YouTube, si tienes video YouTube tiene que ser parte de tu estrategia.


¿Cómo ves el futuro del contenido en línea VS el contenido offline?


BL- Una televisión es un dispositivo que no está conectado. En un rato todos los dispositivos van a estar conectados y vas a poder ver todo el contenido que quieras ver mundialmente. La gente todavía va a seguir viendo telenovelas, deportes, etc; lo que pienso que va a cambiar es que se van a encontrar nichos de contenido que no se habían podido encontrar en la televisión. Porque un canal de televisión no tiene contenido las 24 horas los 7 días de la semana, entonces tendría que agregar una audiencia muy grande por cada hora. En el internet los canales que puedes ver son infinitos. Por eso, en el futuro, todos los dispositivos van a estar conectados. Es más, en el futuro tal vez no haya dispositivos, si la información va a estar en todos lados no habría por qué cargar algo.


"La gente todavía va a seguir viendo telenovelas, deportes, etc; lo que pienso que va a cambiar es que se van a encontrar nichos de contenido que no se habían podido encontrar en la televisión."


¿Crees que, una vez que tengamos todos los dispositivos conectados, el contenido cambie de alguna manera?


BL - Yo pienso que van a ser importantes las recomendaciones y la personalización del contenido porque el descubrimiento de contenido es algo muy importante. Vas a poder abrir los catálogos y presentárselos a los consumidores que estarán listos para consumir.


¿Qué opinas respecto al uso de la nube para el almacenamiento de contenido?


BL - Pienso que hay mucho desperdicio. Actualmente hay muchas versiones de diversas películas por cuestiones culturales. Por ejemplo, en Arabia Saudita las mujeres no pueden decir malas palabras, entonces se edita la película y se les manda así. Por cada película hay, máximo, 200 versiones. Ahora, cada servicio de suscripción tiene que almacenar la misma versión. Netflix y Cinépolis Click tienen las mismas versiones de la misma película, por ejemplo, esto representa doble uso del almacenamiento y mucho desperdicio. Pienso que en un futuro, va a haber un solo distribuidor y de ahí se obtendrán las versiones sin tener que almacenarlas doble, o triple, o todas las veces que sea necesario.


Las distribuidoras tienen la culpa de que muchos de los servicios de VOD que usamos actualmente tengan catálogos viejos o sin actualizar, ¿crees que en un futuro cambie su mentalidad y que el contenido esté disponible cada vez más rápido en internet?


"Antes cuando el 1 % del contenido se veía en línea, a nadie le importaba invertir. Ahora ya es importante."


BL - El problema es que la mayor parte de las películas que se hicieron en el mundo se hicieron antes de la existencia del internet. Pienso que hay muchos contratos que se necesitan hacer de nuevo. En Ooyala nosotros trabajamos con una empresa que se llama Shine. Esta empresa vende los formatos de los programas y ahora no sólo vende eso, sino que también vende las aplicaciones de los dispositivos. Pienso que esto es muy interesante porque ahora están controlando toda la experiencia alrededor del contenido; cosa que no se puede hacer con la televisión. Ahora los creadores de los contenidos se están poniendo las pilas para saber cómo los usuarios van a usarlos. A veces el contenido es también la experiencia.


Bajo esta premisa, ¿cuál es el futuro de Ooyala en este sentido?


BL - Estamos en la etapa de crecimiento. Es la parte emocionante de la empresa porque la industria ya se está enfocando en esto y lo está haciendo porque la audiencia ya está en línea viendo este tipo de contenido y, ahora sí, lo pueden monetizar. Antes cuando el 1 % del contenido se veía en línea, a nadie le importaba invertir. Ahora ya es importante.


Respecto a la piratería, ¿qué va a pasar con ella cuando los contenidos estén distribuidos online de manera más fácil?


BL - La distribución de contenido pasa por tres fases, la primera es acceso. Primero la gente va a buscar los torrents y sitios de este tipo, después la distribución y al final la calidad. Ahorita estamos pasando por la fase en la que el contenido es más accesible y la piratería va a bajar. Yo tengo una teoría: muchas empresas dejan que exista la piratería y más en el internet porque si sabes que puedes encontrar todo el contenido gratis vas a comprar conexiones de banda ancha más altas.


Desde el punto de vista de Ooyala, ¿qué le hace falta a la industria de distribución de contenidos online para llegar a más usuarios?


BL - Banda ancha, es lo más importante. Otra cosa que ha sido un problema es la fragmentación de Android. Como proveedor de tecnología, representa una oportunidad porque los centros de medios no están dedicados a ver que su contenido se reproduzca en todas las versiones. A largo plazo, eso es algo que necesita mejorar. Tener estándares para los formatos de video y su reproducción online. HTML5 es un buen inicio.


"Muchas ideas muy buenas han fracasado por falta de capital."


¿Cómo fue tu experiencia como emprendedor latino? ¿Tienes algún consejo para los emprendedores en América Latina?


BL - Tuve la suerte de que fui a la universidad en Standford en el Valle de Silicio cuando fue el boom del internet y de la tecnología. Estaba viviendo, nadando y respirando innovación. También tuve la suerte de llegar a Google y ver el crecimiento del internet. Eso me facilitó levantar capital, sin embargo, no me hubieran dado capital si no tuviera una idea muy grande y un equipo muy bueno porque, a final del día, el producto va a cambiar. Mis consejos para los emprendedores son: primero, lánzate. Tienes que tener un mercado grande, tienes que tener un buen equipo y levanta capital. Muchas ideas muy buenas han fracasado por falta de capital. La clave del capital es encontrar inversionistas que crean en la persona y no sólo en la idea.


Yo creo que México tiene un potencial muy grande estando tan cerca de Estados Unidos, tenemos una base técnica y creativa muy grande y lo único que necesitamos es el capital que quiera invertir en la juventud. A veces es invertir directamente en un emprendedor y a veces es que una empresa le dé oportunidad a nuevas ideas. Si se hace eso, pienso que México tiene un futuro muy brillante y en los siguientes cincuenta años puede ser la segunda potencia más grande del mundo.



















via ALT1040 http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538984/s/303ca373/sc/15/l/0Lalt10A40A0N0C20A130C0A80Cbismark0Elepe0Eooyala/story01.htm

20/8/13

Software para Kinect transforma cualquier superficie en pantalla táctil

convertir cualquier superficie en pantalla táctil

Un software desarrollado para el Kinect permite convertir cualquier superficie en pantalla táctil. Ubi es la compañía responsable y lo han elaborado conjuntamente con Microsoft. Su precio: 149 dólares.


Kinect fue lanzado originalmente para la Xbox 360 y ofreció a los jugadores la posibilidad de capturar sus movimientos e incluirlos en el juego. Tres años después, este periférico ha servido para realizar numerosos hacks que ofrecen nuevas posibilidades de uso. La compañía Ubi, conjuntamente con Microsoft, han desarrollado un software que permite convertir cualquier superficie en pantalla táctil con la ayuda del Kinect, un proyector y un computador.


Los usos que se le puede dar a esta tecnología son casi ilimitados, ya que es posible convertir una superficie, en cualquier posición y ubicación, en una pantalla táctil. Como se puede apreciar en el vídeo a continuación, puede ser muy útil para hacer una presentación mucho más dinámica o para la pared de un museo, transformando un objeto o zona específica en un elemento con el que interactuar.



Anup Chathoth, director ejecutivo de Ubi, escribió un artículo en el que afirma querer que la "colaboración e información humana esté a la distancia del toque de un dedo, sin importar dónde estés". En ese mismo artículo declara que su producto, el cual tiene un valor de 149 dólares, elimina la necesidad de una pantalla y abarataría los costes:



Haciendo posible convertir cualquier superficie en una pantalla táctil, eliminamos la necesidad de una pantalla física. Por ello, se reduce el coste y se extienden las posibilidades de habilitar pantallas interactivas en lugares como muros o espacios públicos, en los cuales, antes no era viable.



Para conseguir que el sistema funcione necesitaremos un ordenador ejecutando el programa desarrollado por Ubi, el cual, ofrece varias opciones: que van desde la básica por 149 dólares, hasta una versión de "empresa" por 1499 dólares. A mayores se necesitará un Kinect para Windows, que cuesta alrededor de unos 200 dólares / euros y un proyector. Como vemos, Minority Report está cada día más cerca y, esta vez, con una configuración bastante asequible.



















via ALT1040 http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538984/s/2ffc5f11/sc/23/l/0Lalt10A40A0N0C20A130C0A80Cconvertir0Ecualquier0Esuperficie0Epantalla0Etactil/story01.htm